fbpx

Importancia de trabajar las emociones en los niños y niñas

Una emoción displacentera puede causar malestar pasajero, pero la resistencia o supresión de una emoción causa sufrimiento constante.

Evelyn Zúñiga M

¿Qué son las emociones?

Según Malrieu (1959) emoción deriva del verbo latino E-movere, de afuera y moverse. Lo anterior, denota un estado de alteración del organismo, por lo que implica una dimensión fisiológica y una psicológica (pensamiento y conducta). Cada emoción desempeña un papel único y prepara a cada ser humano para emitir una respuesta que le permita enfrentarse a sus circunstancias de vida.

En la vida diaria o en situaciones excepcionales (ante conflictos familiares, pérdida de un ser querido, un divorcio, cambios en la rutina de vida, etc.). Algunos adultos suelen pensar que ¨los niños pequeños no comprenden lo que ha pasado¨. Lo anterior supone un error, es en esta etapa donde debemos empezar a trabajar la expresión y gestión emocional.

Así como es importante fomentar principios y valores, es importante abordar los temas relacionados con la expresión de las emociones en los niños.

Enseñar a los niños a reconocer y gestionar las emociones

Esto les permite incrementar la percepción de control sobre aquello que les ocurre. Lo que es fundamental para un adecuado desarrollo de su autoestima y autoconcepto. Además, al gestionar las emociones se promueve la salud mental y física, provee de insumos al niño para relacionarse con su entorno y con sí mismo sánamente, no solamente en la infancia sino por el resto de la vida. Recordemos que la personalidad y el desarrollo neuropsicológico, se estructura principalmente en los primeros años de vida.

En este contexto de pandemia, caracterizado por la virtualidad, el aislamiento de las dinámicas sociales tradicionales , donde las interacciones sociales se encuentran fuertemente virtualizadas, donde los adultos se encuentran preocupados, en algunos casos con sintomatología ansiosa, o una exacervación de desajustes emociones por temas relacionados con la economía, la percepción de amenaza a su integridad física o de sus allegados, entre otros. Es necesario, volver la mirada a los más pequeños.

Como adultos, debemos crear el contexto para que puedan reconocer sus emociones, que puedan expresarlas, validar las emociones, responsabilizarse de estas de forma empática, etc.

¿Qué debemos enseñarles a nuestros niños y niñas sobre emociones?

1. No existen emociones buenas ni malas.

2.Hay emociones displacenteras y otras placenteras, pero todas tienen una función importante.

3.Todas las emociones nos ayudan a enfrentarnos a las situaciones en nuestra vida.

4. No debemos evitar sentir las emociones displacenteras (tristeza, enojo, disgusto, etc.).

5. Podemos regular nuestras emociones, sin evitarlas.

Como padres, madres, educadores y cuidadores en general, debemos fortalecer las herramientas de trabajo con nuestra población infantil. Hacer uso de herramientas lúdicas, para fomentar que a través del juego se puedan expresar las emociones, resulta fundamental (especialmente en niños pequeños, ya que el juego es su lenguaje).

A continuación, se presenta el proyecto EMOKIN. Este proyecto promueve que las personas a cargo del cuidado de los niños, puedan utilizar herramientas de juego para abordar este tema con los niños. 

¡Les invito a conocerlo!

Psicóloga Evelyn Zúñiga

Licda. en Psicología

Código 804

Emokin: herramientas lúdicas para trabajar las emociones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *